La dependencia del mundo empresarial en la tecnología ha crecido tanto que puede superar la capacidad de la industria aseguradora mundial para protegerla completamente.

Ese fue el tema común sobre el que giró un webinar en el que participaron Pascal Millaire, CEO de CyberCube. Albert Benchimol, CEO y presidente de AXIS Capital, Stefan Golling, jefe de Suscripción de Munich Re y Sean Ringsted, jefe de Riesgos y Jefe de Digitalización de Chubb. Señalaron que el mercado de los ciberseguros puede necesitar el apoyo de capital del gobierno.

Durante el webinar se puso de relieve cómo una asociación público-privada podría ser necesaria para gestionar los eventos de agregación cibernética más grandes del mundo.

Albert Benchimol enfatizó que desde su punto de vista para los eventos de agregación más grandes «probablemente vamos a necesitar algún tipo de asociación público-privada».

Sean Ringsted remarcó que estas discusiones deberán tener lugar: «La industria aseguradora puede y hará más porque nuestros clientes así lo exigen. Pero en algún momento creo que se está entrando en un tiempo y un espacio en el que es necesario que haya debates sobre las asociaciones público-privadas para poder abordar algunos de los riesgos que realmente son significativos que podrían surgir en escenarios muy concretos».

El papel del reaseguro

Por su parte, Stefan Golling agregó que no había que olvidar el papel que puede jugar el sector del ILS y del capital alternativo para apoyar el mercado de los seguros cibernéticos. «Hay riesgos involucrados en el ciber que son tal vez tan sistémicos que la capacidad del mercado podría llegar a sus límites», explicó.

Estos dos recursos, señaló Golling, son una señal del enorme tamaño y de la oportunidad que hay para el mercado de asegurador y reasegurado. Por ejemplo, Munich Re es optimista en cuanto al crecimiento continuo del mercado de los ciberseguros en su conjunto, esperando que se triplique de aquí a 2025. La reaseguradora estima que actualmente tiene una participación del 10% en un mercado de ciber-seguros de aproximadamente 7.000 millones de dólares.

Es momento de actuar

Durante el encuentro todos los expertos coincidieron en destacar que hay cientos de miles de millones de dólares de pérdidas potenciales en juego cada año; un número que sigue creciendo.

“Es difícil imaginar que el valor económico en riesgo no aumente sustancialmente en los próximos años, con los dispositivos de Internet de las Cosas (IoT), la digitalización de la economía mundial y el aumento de la conexión a Internet”, se indicó.

Un prioridad para todo el mercado

Por todo ello, se puso de relieve que la magnitud de la oportunidad también afecta a la forma en que los aseguradores pueden estar a la vanguardia en la solución de algunos de los riesgos más grandes y de mayor trascendencia que enfrenta la sociedad en el siglo XXI.

“Los aseguradores tienen una experiencia real en la gestión, estructuración y distribución de esos riesgos a través de productos financieros con su propio capital (y potencialmente también con capital del sector público). El seguro de Daños ha luchado por crecer a un ritmo mucho más rápido que el PIB», explican desde Cybercube.

«En ocasiones se ha producido un exceso de capital del sector privado que persigue muy pocas oportunidades en el seguro y el reaseguro. En ese contexto, se puede requerir el apoyo de capital público lo que sería otra razón por la que el seguro cibernético es y, probablemente seguirá siendo, la prioridad de la C-suite de los mayores aseguradores y reaseguradores del mundo».