«La reparación por colisión está aquí». Tal y como informa la CNBC, un mensaje de Tesla ha proclamado que sus servicios, Tesla Services, incluirán ahora las reparaciones por colisión.

Esta nota cumple la promesa de Elon Musk de 2018 de que sus consumidores tendrían la opción de renunciar a los talleres de colisión externos «por una alternativa acelerada de primera mano». El mensaje «presumía» de la capacidad de Tesla para arreglar cualquier cosa, desde «abolladuras hasta arañazos», pasando por «daños en la suspensión y los ejes».

Para Tesla, todo es cuestión de accesibilidad. La empresa también ha anunciado que se abrirán 46 centros de servicio más en Norteamérica durante la primera mitad de 2021, ampliando los 140 ya existentes. Este nuevo servicio ilustra parte de una mayor fracción de ingresos para Tesla a medida que los coches de segunda mano envejecen fuera de su garantía. Durante el año 2020, Tesla reportó una ganancia de 678 millones de dólares de sus segmentos de Servicios y Otros, un aumento del 17% de sus ganancias de 580 millones de dólares en 2019.

Como afirma el vicepresidente de Tesla, Jerome Gullien, el «mejor tipo de servicio es no tener servicio». Con las crecientes dificultades para alcanzar o programar citas en los centros de servicio, Gullien explicó durante la presentación de resultados del cuarto trimestre de 2020 que para mejorar el servicio al cliente se han dedicado muchos esfuerzos a mejorar la calidad y la fiabilidad de sus coches. «En los dos últimos años, la frecuencia de las visitas de servicio se ha reducido en un tercio, por lo que los clientes tienen que acudir con menos frecuencia al servicio, que es realmente el objetivo, que no haya servicio», seña.

Expectativas para este año

Gullien especificó además que Tesla ofrece servicios móviles en los que un vehículo de servicio Tesla y un mecánico se desplaza, se reúne con su cliente y arreglan su coche a su conveniencia. A partir de 2020, el 40% de todas las visitas de servicio surgen de esta plataforma móvil, en 2021 Tesla espera llegar al 50%. La empresa también tiene previsto dejar de prestar servicios a través del teléfono para ofrecer exclusivamente servicios a través de su aplicación.

Gullien comentó: «La app es mucho mejor que el teléfono, puede detectar alertas directamente desde el coche y programar una cita de servicio. Hay un registro escrito de toda la comunicación entre el cliente y el equipo de servicio. Puede tener fotos. Puedes ocuparte del pago sin tener que introducir la tarjeta de crédito y hacer todo eso. Tienes información actualizada sobre el servicio».