Swiss Re y Veoneer se han unido para ponen en común sus conocimientos y experiencia en tecnologías de seguridad vial. En concreto, la empresa de tecnología automovilística se beneficiará de los datos y conocimientos de Swiss Re para mejorar la tecnología ADAS y la reaseguradora aprovechará la experiencia de Veoneer en tecnologías de hardware y software ADAS para alimentar y mejorar su ADAS Risk Score.

En concreto, Veoneer mejorará su tecnología ADAS utilizando el conocimiento empírico de Swiss Re sobre el rendimiento de los sistemas ADAS, basado en la obtención de datos y perspectivas relevantes para los seguros y en un enfoque integral de la modelización del riesgo. Una mejor comprensión de cómo se conduce un vehículo en un contexto específico, como por ejemplo diferentes condiciones de la carretera o del clima, desvelará con más detalle las oportunidades y limitaciones de los sistemas actuales.

Al mismo tiempo, Swiss Re se beneficiará de la experiencia de Veoneer en tecnologías de hardware y software ADAS. Esta información se incorporará a la puntuación de riesgo ADAS de Swiss Re en beneficio de los fabricantes de automóviles. En consecuencia, las aseguradoras se beneficiarán de poder evaluar el impacto a efectos de aseguramiento de la incorporación de las últimas tecnologías de seguridad a los vehículos.

Así, ambas entidades optimarán la evaluación y el desarrollo de los sistemas avanzados de asistencia a la conducción (ADAS) y el desarrollo de servicios relacionados, mejorando y adaptando el rendimiento de dichos sistemas a los hábitos de los conductores para evaluarlos con mayor precisión.

Cabe recordar que en 2019 Swiss Re lanzó el ADAS Risk Score, con el objetivo de crear una calificación de seguro específica para cada vehículo que las compañías primarias puedan utilizar para calcular las primas de seguro, teniendo en cuenta los sistemas de asistencia al conductor.

Implicaciones positivas en el seguro

Según se detalla en una nota, cada año se pierden casi 1,4 millones de vidas y 50 millones de personas resultan heridas en las carreteras de todo el mundo. Los ADAS, una tecnología diseñada para ayudar a los conductores, ha demostrado un enorme potencial para reducir el número de accidentes de tráfico y mitigar el número de víctimas mortales y heridos graves.

“En los últimos 10 años, los fabricantes de automóviles y otros vehículos han acelerado el despliegue de los ADAS. Sin embargo, las aseguradoras han tardado en ponerse al día, ya que siguen basándose principalmente en factores demográficos estáticos para el cálculo de las primas, en lugar de tener en cuenta todas las implicaciones de los ADAS”, se indica.