State Farm y Ford han estado durante un año asociados en un proyecto piloto. La base de este acuerdo se sustenta en que ambas compañías compartieron datos de sus vehículos para entender mejor cómo ciertas características de seguridad afectan a las reclamaciones.

Según revelan, la asociación redujo el coste global de la propiedad del vehículo para muchos de los clientes compartidos, al ajustar mejor el precio al riesgo, dijo Ford. «Los ajustes de las tarifas de los seguros se realizaron en la primera mitad de este año, lo que supuso un ahorro de hasta el 20%«, señalan.

El producto Vehicle Build Data de Ford proporciona a la aseguradora una visión general de las características de los vehículos, además de una mejor comprensión de cómo los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) afectan a la frecuencia y gravedad de los siniestros de automóviles, dijo el fabricante de automóviles.

Por su parte, State Farm, compartió los datos de los siniestros con Ford revelando así el impacto de las características específicas de los vehículos en los siniestros de automóviles.

Soluciones para el futuro

«Estamos encontrando soluciones para el futuro basando todo en los datos, la investigación y los conocimientos», explica Craig Isaacs, vicepresidente de operaciones de State Farm. «Lo que es único en este proyecto es que no sólo estamos mirando la marca y el modelo de un vehículo, sino en última instancia a las características de seguridad de cada vehículo».

«Nuestra nueva API de datos de construcción pilotada con State Farm es otra forma en la que estamos utilizando los datos para ayudar a nuestros clientes a sacar el máximo provecho de su vehículo, con un menor coste total de propiedad», detalla Tim Meek, director de seguros digitales de Ford Enterprise Connectivity.