Sompo acaba de anunicar una inversión de 45 millones de dólares adicionales en One Concern, una empresa emergente de IA para la resiliencia global.

El acuerdo está diseñado para ayudar a One Concern, con sede en Silicon Valley, a ampliar sus capacidades básicas en productos y servicios de resiliencia centrados en la IA, así como en tecnologías de mitigación de desastres.

Ahmad Wani, director general y cofundador de One Concern, subraya que esta colaboración crece a a par de un mayor énfasis mundial en los criterios ambientales, sociales y de gobernanza para las inversiones con conciencia social. Junto a ello, añadió, se reconoce la necesidad de hacer frente a las crecientes amenazas climáticas y de catástrofes.

«La próxima fase de nuestra asociación sentará las bases de un mercado de resiliencia más amplio, en el que podremos descubrir riesgos desconocidos del cambio climático y las catástrofes naturales para que nuestros clientes puedan mitigar, transferir o evitar esos riesgos», dijo Wani en declaraciones preparadas. «Vemos esto como una oportunidad de transformación para SOMPO y One Concern, ya que está claro que la demanda de soluciones resilientes está despegando».

Un colaboración estratégica frente a las catástrofes

La inversión adicional de la aseguradora supone más de 100 millones de dólares para One Concern como parte de una asociación estratégica de varios años, explican. Sompo estima que el potencial del mercado en Japón es de al menos 1.000 millones de dólares anuales.

«El cambio climático tiene un gran impacto en nuestra sociedad y estamos apoyando la visión de One Concern sobre la resiliencia como parte de nuestro compromiso para construir soluciones de mitigación del clima», explica Keiji Nishizawa, CEO de Sompo Japón. «Adoptaremos juntos nuevos métodos para predecir y prevenir fallos catastróficos antes de que se produzcan, y no sólo para comprender y cubrir los riesgos después de las catástrofes. Estamos plenamente comprometidos en este viaje de varios años con One Concern para hacer que Japón y nuestra sociedad sean más resistentes al cambio climático.»

La siguiente fase de la asociación de las empresas ampliará el proyecto a seis o más ciudades de Japón y para la promoción de soluciones de resiliencia al sector privado en Japón.