Las organizaciones que comparten, intercambian y colaboran con datos, como parte de un ecosistema de datos, pueden obtener beneficios financieros de hasta 940 millones de dólares o en otras palabras, el 9% de los ingresos anuales para una organización media con una facturación anual de 10.000 millones de dólares.

En los próximos cinco años estos beneficios se materializarán a través de ahorros de costes, nuevas fuentes de ingresos y mejoras en la productividad. Según el informe realizado por Capgemini Los maestros del intercambio de datos: cómo las organizaciones inteligentes utilizan los ecosistemas de datos para obtener una ventaja competitiva imbatible’, se calcula que las organizaciones que participan en ecosistemas de datos más complejos y colaborativos obtienen 10 puntos porcentuales adicionales de ventaja financiera.

Sin embargo, el 61% de las organizaciones participa principalmente en ecosistemas de datos que implican un simple intercambio de datos y bajos niveles de colaboración, y sólo el 39% de las organizaciones está convirtiendo los conocimientos basados en datos en una ventaja competitiva sostenida.

Monetizar los datos

En cuanto a los principales factores que impulsan la participación en los ecosistemas de datos, el 54% de las organizaciones declara un creciente interés en la monetización de los datos.

«Esto se debe a que los ecosistemas de datos han experimentado un significativo impacto en múltiples frentes en todas las organizaciones», matiza el informe. Entre ellos, destaca: Mejora de la satisfacción del cliente en un 15%; aumento de la productividad/eficiencia operativa en un 14% y reducción de los costes en un 11% interanual.

«Por ello, la mayoría de las organizaciones son optimistas respecto a los ecosistemas de datos y esperan ver el mismo nivel de beneficios en los próximos tres años», añade.

Las organizaciones invertirá de media 40 millones de dólares

Impulsado por la comprensión del valor empresarial, el estudio también reveló que una de cada cuatro organizaciones invertirá más de 50 millones de dólares en ecosistemas de datos en los próximos dos o tres años; el 76% invertirá más de 10 millones de dólares. De media, habrá una inversión de 40 millones de dólares por organización.

La inversión varía mucho entre sectores y países: El 55% de las organizaciones de telecomunicaciones invertirá más de 50 millones de dólares, mientras que la inversión por parte de las empresas bancarias será del 43%. Sin embargo, las entidades sanitarias y gubernamentales van a la zaga, con un 18% y un 7% respectivamente, invirtiendo más de 50 millones de dólares. Por su parte, Estados Unidos y el Reino Unido serán los países que más inviertan, ya que más de una de cada tres organizaciones de ambas regiones gastará más de 50 millones de dólares en los próximos tres años.

Casi la mitad de las organizaciones encuestadas (48%) está deseando entrar en nuevos ecosistemas o iniciativas, y el 84% de ellas planea hacerlo en los próximos tres años. Más de una de cada tres organizaciones (36%) está trabajando en el fortalecimiento de sus iniciativas de ecosistemas existentes.

No obstante, el 61% de las organizaciones sigue participando en ecosistemas tradicionales de bajo valor que implican relativamente poca colaboración y tipos simples de intercambio de datos. Solo el 14% de las organizaciones ha adoptado los modelos de ecosistemas más colaborativos y los tipos de intercambio de datos más complejos.

Impulsar la agenda de la sostenibilidad

Entre los factores internos que impulsan el cambio, el 60% de las organizaciones cita sus deseos de avanzar en los objetivos de desarrollo sostenible o en el cambio climático como principal motor para participar en los ecosistemas de datos.

Entre las organizaciones que quieren crear un impacto social y de sostenibilidad con los ecosistemas de datos, la mayoría de las organizaciones (73%) se centra en participar en los ecosistemas de datos para el desarrollo sostenible desde una perspectiva ambiental, social y de gobierno (ESG) y en permitir la inclusión social de los sectores marginados de la sociedad (65%).

«Los datos se sitúan en el epicentro de la innovación. Las organizaciones que ya están aprovechando su potencial están viendo los claros beneficios que puede aportar el intercambio de datos. Ahora están buscando más allá de las fuentes tradicionales de datos, como los agregadores de datos y los disruptores de datos, para encontrar ideas relevantes y de buena calidad que impulsen decisiones de negocio y, lo más importante, para ampliar su ventaja competitiva», afirma Zhiwei Jiang, director general de Insights & Data de Capgemini.

Hoja de ruta del cambio: 5 pasos

Las nuevas formas de compartir datos permiten a las organizaciones actuar de forma menos intrusiva y están diseñadas para trabajar con datos anónimos, aseveran desde el informe. Sin embargo, el 56% de las organizaciones consideran que la falta de plataformas de intercambio que puedan controlar los derechos de acceso supone el principal reto tecnológico para emprender y ampliar sus iniciativas de intercambio de datos.

Por ello, Capgemini aconseja una hoja de ruta con cinco pasos esenciales, que incluye:

  1. Formular una estrategia de ecosistema de datos.
  2. Tomar decisiones clave de diseño relativas al ecosistema.
  3. Diseñar un plan de implantación claro y ponerlo en marcha.
  4. Mantener la ventaja.
  5. Abordar de forma proactiva la privacidad, la ética, la confianza y los requisitos normativos.