La respuesta al cambio climático puede estar liderada por el sector privado ya que es capaz de movilizar el capital y aplicar la tecnología necesaria, pero reconoce que este proceso afecta a sus negocios y cadenas de suministro mucho antes de lo previsto.

Así lo ha destacado un estudio realizado por el Pacto Mundial de Naciones Unidas y Accenture. Este informe pone de relieve que sólo el 18% de los CEO de las grandes empresas afirma que los gobiernos y los responsables políticos les han dado la claridad necesaria para cumplir sus objetivos de sostenibilidad y cambio climático.

Esta investigación, publicada antes de la COP26 de Glasgow, también llama la atención sobre la pronta aparición de los problemas inducidos por el clima y por eso los encuestados esperan que los gobiernos actúen, especialmente en las áreas de fijación de precios del carbono, inversión en infraestructura y compromisos financieros para una transición equitativa al cero neto en emisiones, ya que la ventana para cumplir con el objetivo de no superar los 1,5°C en 2030 ha comenzado a cerrarse.

Según el informe ‘El Liderazgo Climático en la Hora 11 (Climate Leadership in the Eleventh Hour) -que incluye entrevistas a más de 100 directores ejecutivos y una encuesta a más de 1.230 CEO de 113 países y 21 industrias– los líderes del sector privado luchan por acelerar sus ambiciones climáticas, a pesar de que casi tres cuartas partes (73%) dicen sentirse cada vez más presionados para actuar.

Más de la mitad (57%) de los ejecutivos encuestados dicen que están dando prioridad a la acción climática en medio de la recuperación de la pandemia de Covid-19. El 49% de los CEO señala las interrupciones de la cadena de suministro debidas a condiciones meteorológicas extremas como uno de los principales riesgos, pero sólo el 7% afirma estar «avanzado» en la creación de sistemas de alerta previa para prepararse ante sucesos de riesgo climático.

Trabajo activo por el clima… pero ¿real?

Además, el 71% afirma estar trabajando activamente en el desarrollo de un objetivo de emisiones cero netas para su empresa y el 57% cree estar operando en línea con el objetivo de 1,5°C. Sin embargo, sólo el 2% de estas empresas tiene un objetivo formal validado por la iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia.

“La ciencia, la economía y los datos nos dicen que cuando los líderes unen el valor del negocio con la sostenibilidad y el impacto tecnológico, la ventaja competitiva puede prosperar”, apunta Peter Lacy, líder global de Servicios de Sostenibilidad de Accenture, director de responsabilidad y miembro del Comité de Gestión Global.

De un vistazo

  • Los consejeros delegados informan de que sus empresas ya están experimentando los efectos perjudiciales del cambio climático y están dispuestos a tomar medidas audaces.
  • Estos efectos son una llamada de atención que está acelerando su transición hacia modelos empresariales más sostenibles.
  • Los directores generales afirman que la oportunidad de cambiar las cosas se está cerrando, pero las acciones clave pueden ayudar.
  • Algunos directores generales llevan ventaja. Estos líderes demuestran comportamientos que son fundamentales para lograr una ventaja competitiva a partir de la sostenibilidad.
  • Para lograr un mayor impacto, los CEOs dicen que los responsables políticos deben tomar medidas críticas.