La transformación digital estaba en pleno apogeo para las aseguradoras pero ahora se está acelerando a pasos agigantados. «No sólo para obtener una ventaja competitiva, sino por pura necesidad». Así lo afirma el último reporte de Celent ‘El viaje digital’ realizado por Juan Mazzini, analista Senior de la compañía.

«Las aseguradoras han ejecutado y continúan ejecutando una agenda de transformación digital», afirma el experto.

El entorno competitivo y tecnológico ya era un desafío. Pero a esto se sumaron las restricciones impuestas debido a la pandemia, desde marzo de 2020, que revelaron las deficiencias de los esfuerzos digitales hasta el momento. Pero si se analizan los datos del informe, se revela que para el 84% de las aseguradoras la cultura organizacional como principal barrera a la hora de la innovación digital.

¿Dónde estamos?

La perspectiva de “volver a algo normal” nos sitúa en las proximidades del cuarto trimestre de 2021. En este contexto, las aseguradoras están acelerando su transformación digital y tendrán que sostener esos esfuerzos a largo plazo, augura la consultora. Y es que muchas de las mejoras e innovaciones digitales ejecutadas como respuesta a las restricciones impuestas por la pandemia llegaron para quedarse.

Sin embargo, «no es necesario reinventar la rueda», afirma Mazzini. Las aseguradoras pueden, y necesitan, comprender dónde nos encontramos en este viaje digital hoy y qué han hecho otros, de modo que puedan aprovechar todo esto para construir por encima de ello y acelerar a toda velocidad.

Digitalizar con el cliente en el centro

“Cada año realizamos una encuesta entre los CIO de las compañías de seguros preguntando sobre definiciones y actitudes hacia lo digital. En 2015, relacionaban principalmente lo digital con los dispositivos móviles y la automatización. La inteligencia artificial, las plataformas y mercados de datos no formaban parte de sus estrategias digitales», revela el experto.

No obstante, concluye Mazzini: «Seis años trajeron un aumento en las iniciativas de datos y la inteligencia artificial. Sin embargo, la mayor parte de la prioridad sigue siendo digitalizar el negocio existente como un proceso gradual de colocar al cliente en el centro».