La pandemia ha obligado a los consumidores a cambiar sus expectativas de una manera más rápida que en cualquier otro momento de la historia. Se han reevaluando los conceptos: relación, responsabilidad y prioridades. Ahora, están aplicando su nueva mentalidad sobre dónde, qué y cómo compran.

Una reciente encuesta realizada por Accenture entre más de 25.000 consumidores de 22 países, con grupos de discusión de seguimiento en cinco países, lo confirma: Un 50% de los consumidores afirma que la pandemia les hizo replantearse su propósito personal y reevaluar lo que es importante para ellos en la vida.

El 42% dice que la pandemia les hizo darse cuenta de que necesitan centrarse en los demás más que en sí mismos. Estos consumidores, explica la consultora, a los que llamamos «Reimaginados», están cambiando sus hábitos de compra en los 14 sectores que cubrimos. Al hacerlo, están creando enormes oportunidades para las empresas que responden reajustando las estrategias y estableciendo nuevos estándares para satisfacer y superar sus expectativas.

El estudio revela que las preferencias son lo suficientemente poderosas como para impulsar el cambio de marca («¿debería quedarme?») y la disposición a gastar más («¿pagaría?»).

Los Reimaginados, un importante poder de compra

Los consumidores según la consultora, han reaccionado a la afirmación: «La pandemia me hizo revisar totalmente mi propósito personal y lo que es importante para mí en la vida».

Sólo el 17% de los consumidores -los que llamamos «tradicionales»- dijeron que no habían cambiado con la pandemia. El 33% restante tiene una mentalidad que sigue evolucionando, pero creemos que muchos de ellos también están cambiando y, junto con los Reimaginados, representan una oportunidad para que las empresas capten cuota de mercado.

Descubrir las motivaciones más allá del precio o la calidad

Lo que más destaca de estos nuevos cosumidores no es lo que les hace diferentes, sino lo que les hace iguales. Descubrimos que los Reimaginados no tienen distinciones demográficas discernibles -o presuntas-. Son, de hecho, un grupo generalmente heterogéneo.

El 72% de los reimaginados esperan que las empresas con las que hacen negocios comprendan y aborden cómo cambian sus necesidades y objetivos en tiempos de disrupción, frente al 27% de los tradicionales.

Por otro lado, el 50% de los reimaginados afirman que muchas empresas les han decepcionado al no proporcionarles suficiente apoyo y comprensión de sus necesidades en tiempos difíciles, frente al 14% de los tradicionales.