Fujitsu proporcionará la solución V-SOC (Vehicle-Security Operation Center), con medidas de seguridad para los coches conectados, y Trend Micro Cloud One protegerá la infraestructura backend de la nube. Así lo han acordado ambas entidades tras firmar un acuerdo con los fabricantes relacionados con la automoción para reforzar las medidas de seguridad de los coches conectados.

Estas soluciones trabajarán conjuntamente para detectar anomalías en el vehículo, como fallos en el pedal del acelerador o en los frenos y añadirán capacidades de detección de comunicaciones no autorizadas e intentos de manipulación de los servidores telemáticos, así como datos de seguridad en la infraestructura cloud. Todos estos elementos se detectan y analizan de forma integrada.

Apartir de enero de 2022, los nuevos servicios se verificarán en todo el mundo, incluyendo Japón, Europa, Estados Unidos y la región APAC, a los fabricantes de automóviles, proveedores de automóviles, leasing de automóviles y empresas de alquiler de coches que desarrollan negocios en campos como los coches conectados, los vehículos eléctricos y la conducción autónoma.

Ciberataques

Además, permitirán visualizar la imagen global de los posibles ciberataques mediante la detección de las amenazas que se originan en la infraestructura de la nube. También identificarán la ubicación de la amenaza y el alcance del impacto de los ciberataques y permitirán tomar medidas en los puntos apropiados que deban ser tratados, ofreciendo un sólido apoyo a las medidas de seguridad para los coches conectados de los fabricantes de automoción.

A partir de 2022, las dos empresas trabajarán para reforzar las medidas de seguridad de los propios vehículos, además de la infraestructura en la nube.