La Covid-19 está remodelando los patrones de movilidad y la economía colaborativa en todo el mundo. Algunos de estos cambios pueden ser momentáneos, pero inspirarán acciones futuras. Sin embargo, es probable que muchos otros desarrollos se conviertan en elementos permanentes de la vida diaria a medida que adoptemos la “nueva normalidad” de una sociedad y una economía pospandémicas.

La primera ola de empresas emergentes de movilidad nació inmediatamente después de una crisis financiera y al comienzo de un boom de smartphones. Ahora, con una penetración de smartphones que aumentó del 20% al 73% per cápita en los Estados Unidos, y del 18% al 83% proyectado para 2025 en Europa, los vientos de cola solo se han vuelto más fuertes.

La próxima ola de nuevas empresas exitosas de movilidad y economía colaborativa nacerá de la actual crisis de salud de la Covid-19. Probablemente ya estén operando. Estas empresas verán el riesgo y los seguros como una oportunidad para generar confianza y obtener una ventaja competitiva. Al comprender las tendencias globales y gestionar los riesgos a la baja, surgirán ganadores claros que definirán cómo nos movemos, compartimos y confiamos en los próximos años.

Así lo destaca Marsh en su informe ‘Mobility in a post-pandemic world: From evolution to revolution’, donde analiza las tendencias globales que marcarán la manera en que las sociedades de todo el mundo se moverán, compartirán y asegurarán sus servicios de aquí a 12 o 18 meses. El informe destaca los nuevos patrones que ha dejado la pandemia: desde la movilidad, con los servicios de entrega o el uso de motos eléctricas; hasta la economía colaborativa.

El grupo resalta como posibles oportunidades para la evolución necesaria en el sector asegurador el apoyo a los trabajadores subcontratados de VTC o gig worker, reparto a domicilio y otro tipo de entregas. Este apoyo bien puede ser cubriendo las deficiencias de las empresas digitales en materia de seguridad social en caso de que se lesionen en el trabajo y pierdan ingresos.

Asimismo, otra de las oportunidades que se presentan al Seguro viene de la mano de la tecnología de sensores avanzada que analiza los comportamientos asociados a la conducción humana.

El mayor uso de pagos digitales en varias formas de transporte, desde motos eléctricas y transporte público hasta viajes en coche compartidos, también supondrá la creación de soluciones de seguros innovadoras, según el informe. El uso de los datos de estos viajes que se registran digitalmente no solo puede mejorar drásticamente el proceso de gestión de reclamaciones, sino que también supone una oportunidad para los seguros individualizados bajo demanda y en tiempo real.