MercadoLibre, el gigante latinoamericano del comercio electrónico, se asoció con BigCommerce Holdings, con sede en Texas, con el objetivo de darles acceso a los comerciantes web a esta nueva región.

BigCommerce ofrecerá a sus 60.000 proveedores acceso a lo que se convirtió en el mercado de comercio electrónico de más rápido crecimiento en el mundo.

Mercado Libre fue una de las compañías que más ganó con la pandemia. El boom del comercio electrónico durante la pandemia le valió el reconocimiento a nivel mundial: En 2020 ingresos netos por un total de 3.973 millones de dólares, con un incremento del 73%.

Además, la compañía consolidó el crecimiento de Mercado Pago por fuera de la plataforma de MercadoLibre. El volumen total de pagos fuera de la plataforma alcanzó los 9.200 millones, con un crecimiento del 93,3% interanual en dólares.

 Para MercadoLibre, con sede en Buenos Aires, la segunda empresa más grande de América Latina por valor de mercado, la asociación refuerza sus esfuerzos para aumentarsu duversificación.
En Seguros, la compañía ya se ha introducido poco a poco con acuerdos con compañías como MAPFRE junto a la startup Pitzi, para ofrecer seguros para móviles en Brasil o con Generali distribuirá seguros de Autos y Hogar en Argentina a través de la plataforma.

 

Por otro lado, esta alianza es el último movimiento de BigCommerce para alinearse con los jugadores más grandes del mundo en comercio electrónico y competir con su rival más grande, Shopify. En febrero firmó un pacto con Walmart y a principios anunció una nueva integración con Amazon que les da acceso a los servicios de cumplimiento avanzados del gigante tecnológico. La compañía salió a bolsa en agosto y sus acciones se han más que duplicado desde entonces.

“Nos encanta tener muchos socios que atienden las diferentes necesidades de los comerciantes”, dijo Russell Klein, director comercial de BigCommerce, en una entrevista. “Lo que estamos haciendo con MercadoLibre es eliminar la complejidad de vender fuera de EE.UU”. La sociedad se enfocará inicialmente en el comercio transfronterizo a México, Colombia, Chile y Brasil, agregó Klein.

«Queremos provocar a las aseguradoras a pensar fuera de su zona de confort»