digitalización concepto

El panorama de los seguros digitales tenía un valor estimado de 102.200 millones de dólares a finales de 2020. Para 2026, se prevé que se dispare hasta los 169.200 millones de dólares. Así lo revelan las últimas predicciones del informe ‘Digital Insurance Platform – Global Market Trajectory and Analytics’.

El mismo destaca que muchas aseguradoras todavía tienen que ponerse al día. Según la Asociación para la Investigación y el Desarrollo de Operaciones Cooperativas (ACORD), menos del 30% de las mayores aseguradoras del mundo ha digitalizado por completo la cadena de valor, mientras que el 13% no ha integrado las tecnologías digitales en sus modelos de negocio actuales.

En este sentido, las que se han pasado a lo digital han visto beneficios. En la actualidad, la plataforma digital de seguros está experimentando un alza, que alcanzará una tasa de crecimiento anual compuesta del 9% (CAGR) en los próximos cinco años.

Sin embargo, también es probable que las aseguradoras se enfrenten a desafíos debido a la falta de conocimiento del futuro escenario operativo, lo que dificulta la toma de decisiones basadas en la tecnología. Aun así, las ventajas de hacer el cambio superan con creces el temor a la incertidumbre. A través de un único marco centralizado en el espacio digital, las empresas de seguros pueden agilizar las operaciones y los servicios utilizando funcionalidades integradas.

No sólo supone un enfoque más eficiente y una experiencia más fluida para el cliente, sino que también puede reducir el coste asociado a los procesos de seguros para los agentes que gestionan diferentes agencias. Estas opciones también permiten a las empresas gestionar el ecosistema asegurador desde dentro, añadir nuevos canales de venta y mejorar el control y el seguimiento de las pólizas de seguros.

Ventajas y retos

En este sentido, el informe revela que la transición ha llevado a los proveedores de seguros a:

– Acelerar las transformaciones que ya estaban en marcha.
– Explorar tecnologías nuevas e innovadoras.
– Forjar nuevas colaboraciones con los socios tecnológicos existentes.
– Fusiones y adquisiciones, el desarrollo de nuevas herramientas que automatizan el espacio.
– Una mayor inversión en startups.
– Reestructurar para permitir prácticas más ágiles.
– Mejorar el uso de estructuras de datos externas e internas.
– Mejorar los métodos para estudiar las tendencias.
– Una mayor adopción de soluciones basadas en la nube entre los actores del sector de los seguros para lograr la escalabilidad.

Sin embargo, también pone de manifiesto los retos a los que se enfrentan las empresas de seguros al navegar por el nuevo entorno digital:

– Las dificultades para tomar decisiones tecnológicas y operativas rápidas que repercutirán en la trayectoria de crecimiento de la empresa.
– La preocupación por los costes.
– La preocupación por retener a los clientes que buscan una experiencia digitalizada que puede no estar disponible todavía.

Tasa de penetración por mercados

Aunque la tasa de penetración de los seguros digitales -por no hablar de los seguros tradicionales- en las economías emergentes sigue siendo baja, aquellos que consigan superar esta barrera pueden esperar nuevas oportunidades de crecimiento. Países como Brasil, India, China y Sudáfrica, en particular, han acelerado el ritmo.

La demanda de plataformas de seguros digitales no hace más que aumentar a partir de aquí, ya que se están teniendo en cuenta más soluciones basadas en la nube para lograr una mejor escalabilidad.

Asimismo, el informe destaca que algunos sectores también experimentarán más crecimiento que otros. Se estima que el mercado estadounidense alcanzará los 34.300 millones de dólares en 2021, mientras que se prevé que China alcance los 21.000 millones de dólares en 2026. Estados Unidos tiene actualmente una cuota del 31,68% en el mercado mundial. China, por su parte, es la segunda economía del mundo y presenta un CAGR del 11,4% durante el periodo de análisis.

Otras zonas clave son Japón y Canadá, que se prevé que crezcan un 7,5% y un 7,7% respectivamente durante el periodo de análisis. Dentro de Europa, se prevé que Alemania crezca aproximadamente un 8,5%, mientras que Europa, en general, alcanzará los 23.600 millones de dólares al final del periodo de análisis.