Las compañías de seguros cada vez más apuestan por invertir en nuevas tecnologías para abaratar costes de las labores de peritaje de siniestros.

Los expertos vaticinan que la presencia de drones y perros robóticos, como el presentado recientemente por Farmers, serán cada vez más frecuente en escenarios catastróficos tras un desastre natural como un huracán, un tsunami o un terremoto.

Según informa el Wall Street Journal, una buena cantidad de compañías de seguros están aumentando su inversión en sistemas robóticos destinados a ayudar a los peritos a evaluar los daños causados por eventos como tormentas o catástrofes naturales.

El objetivo estas empresas, detalla el WSJ, es poder llevar a cabo estos peritajes con mayor seguridad y, por supuesto, a menor coste.

Empresas como Travelers, United Services Automobile Association y Farmers Insurance Group han sido solo algunas de las principales compañías de seguros de propiedad y accidentes que han desplegado en los últimos meses drones.

«Todas estas tecnologías consisten en aumentar las capacidades de los llamados trabajadores del conocimiento», remarca a WSJ Patrick Van Brussel, director de investigación de la empresa de investigación tecnológica.

Seguros más eficientes y eficacez

Los drones y los robots hacen que los seguros sean más eficaces, más eficientes y más seguros, explica.

Los drones, por ejemplo, pueden inspeccionar rápidamente un tejado dañado y transmitir las imágenes a un sistema sin necesidad de enviar a un perito a un edificio y que este se ponga en peligro.

«El uso de drones ayuda a mejorar la seguridad de nuestros profesionales de siniestros sobre el terreno y de nuestros profesionales de control de riesgos sobre el terreno», explica Jim Wucherpfennig, vicepresidente de Siniestros de propiedad de Travelers al diario.