Las aseguradoras estadounidenses que ofrecen cobertura de ciberseguro están tomando importantes medidas de fijación de precios y de suscripción en 2021. Es su respuesta al aumento de los siniestros cibernéticos, en un entorno que, según Fitch, es poco probable que mejore durante este año.

La agencia observa un ratio de siniestralidad en este segmento de negocio del 73% en 2020, en comparación a la media del 42% en los cinco años anteriores (2015-2019). La indemnización media por siniestro cibernético autónomo cerrado pasó a 358.000 dólares en 2020, desde los 145.000 dólares de 2019.

“El mercado cibernético se enfrentó a un ajuste en 2020, ya que la experiencia de pérdidas se deterioró, particularmente por una afluencia de incidentes de ransomware”, comenta el director general de Fitch, James Auden. “Si bien las tasas de las primas cibernéticas están aumentando fuertemente, persiste la preocupación de que los suscriptores puedan fijar con éxito el precio de este negocio a largo plazo”, apunta.

Subidas del 18% en las renovaciones

Los siniestros relacionados con los ataques de ransomware se han hecho más prominentes en los dos últimos años, con varios incidentes ya este año. Los precios de la cobertura cibernética han aumentado a un ritmo acelerado en los últimos dos años. El último estudio de mercado del Consejo de Agentes y Corredores de Seguros indica que los precios de renovación de las coberturas cibernéticas aumentaron una media del 18% en el primer trimestre de 2021.

“La magnitud de los aumentos de las tarifas apoyará la futura mejora de los resultados de la suscripción cibernética; sin embargo, la evolución de los siniestros en curso probablemente amortiguará el progreso inmediato en 2021″, indica Auden.

Líderes del mercado

El ciberseguro es una línea de negocio en crecimiento, pero relativamente pequeño entre los seguros de No Vida en Estados Unidos. Representa menos del 1% de las primas. La cuota de mercado sigue estando relativamente concentrada, ya que los cinco primeros aseguradores suponen el 50% del negocio. Los 20 primeros mantienen una cuota de mercado del 87% en 2020.

Los tres principales suscriptores de ciberseguros en Estados Unidos no han cambiado respecto al año anterior: Chubb (15% de cuota de mercado directa); Axa XL (11%); y AIG (8%).