Sustainable Investment Brain. Así se llama la plataforma digital con IA lanzada por Atos y la startup francesa DreamQuark para el entorno financiero. La solución está orientada a recomendar inversiones bajo el parámetro medioambiental. En concreto, se dirige a bancos y aseguradoras comprometidas con el desarrollo de la inversión socialmente responsable (ISR), un tema en alza para lograr la descarbonización.

Sustainable Investment Brain acelera esta tendencia al combinar el conocimiento algorítmico de DreamQuark con la experiencia de Atos en la gestión de datos y descarbonización. Basada en inteligencia artificial y aprendizaje profundo, la solución aprovecha los datos financieros y extrafinancieros, incluidos los datos ESG precisos y estandarizados proporcionados por Atos y EcoAct, una empresa del Grupo Atos especializada en la transición climática. Una vez integrados y analizados, estos datos se pueden utilizar para identificar a los inversores más interesados en la inversión responsable y recomendar los activos y productos de inversión más adecuados, teniendo en cuenta su perfil y objetivos individuales.

En paralelo, la plataforma garantiza el procesamiento de datos de un extremo a otro, desde la preparación hasta la visualización. “La atención prestada a la integridad de los datos, combinada con herramientas de gestión avanzadas, permite el diseño, despliegue y gestión a gran escala de modelos transparentes de aprendizaje automático, respetando los principios europeos de autonomía, interpretabilidad, explicabilidad, transparencia, responsabilidad y robustez”, explican desde Atos. Además, los modelos se pueden modificar manualmente para tener en cuenta las políticas de la empresa y las obligaciones regulatorias (por ejemplo, el reglamento europeo sobre finanzas verdes SFDR).