La Cámara Argentina de Fintech ha hecho público su rechazo a la derogación de la Resolución N° 168 6, de abril de 2018. Esta decisión, publicada en el Boletín Oficial, implica que los empleadores no podrán efectuar el pago de las remuneraciones mediante la utilización de dispositivos de comunicación móviles u otros soportes electrónicos habilitados. Incluso, aunque existiera aceptación explícita y fehaciente por parte del trabajador.

Distintos medios se han hecho eco de este comunicado en el que los miembros de la Cámara afirman que el sector fintech no ha sido consultado previamente y que esta medida les afecta de manera directa.

«La nueva reglamentación se enmarca dentro de un cúmulo de disposiciones gubernamentales que atentan al sector; como la suspensión de los beneficios de la ley de Economía del Conocimiento o la propia regulación de las fintech dictada por el Banco Central», aseveran.

Además, el organismo muestra ‘cierta sorpresa’: “Recibimos la noticia oficial sin que haya mediado ninguna conversación con los principales actores de la industria. Ésto nos ha sorprendido, dado que desde el primer día nos hemos puesto a disposición de las autoridades pertinentes para compartir las mejores experiencias en pos de la inclusión financiera”.

Un resolución que afecta a los derecho de los trabajadores

Por otro lado, en el comunicado se pone de relieve que la resolución parece desconocer las comunicaciones previas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) por las cuales las billeteras digitales pasaron a ser reguladas (Comunicación A6859).

«Esta medida estableció condiciones de encaje y liquidez para resguardar y proteger el dinero de los usuarios. La consideramos positiva para romper con el mito respecto a que las fintech realizan intermediación financiera. El BCRA fijó, además, un registro de PSPs (proveedores de servicios de pagos) con un régimen de información propio”.

“En un mundo que tiende a la reducción del uso de dinero efectivo, los productos fintech permiten cobrar, pagar, transferir, ahorrar e invertir desde un dispositivo móvil. Sin límites de horario ni de ubicación geográfica. La rápida adopción de las billeteras virtuales es el resultado de una decisión racional y voluntaria de los usuarios, que priorizan la rapidez y eficiencia», subraya el organismo.

Por ello, concluyen: «La reciente resolución afecta el derecho de los trabajadores de elegir dónde cobrar sus haberes. Va en contra de la competencia en el segmento de pagos de salarios”.