La tecnología está cambiando el sector de los seguros de manera significativa porque «está proporcionando herramientas y capacidades para mejorar todas las funciones y actividades, desde la experiencia del cliente hasta el proceso de suscripción y asunción de riesgos», pasando por el proceso de reclamaciones, afirma Evan Greenberg, CEO de Chubb.

Las empresas insurtech pueden mejorar la experiencia del cliente y otros aspectos del negocio, «pero no están cambiando la naturaleza fundamental de la asunción de riesgos», añade Greenberg. «Los seguros son el arte y la ciencia de asumir riesgos. Fundamentalmente, ese es el negocio», recordó en una información de Business Insurance.

En última instancia, el cambio no consiste tanto en implantar la tecnología: «esa es la parte fácil», dijo Greenberg-, sino en la cultura y en el conjunto de habilidades», así como en la estructura organizativa, matizó.

No perder la conexión con el cliente

Aunque la tecnología y la conectividad han ayudado al sector de los seguros a superar la pandemia de forma muy «eficiente», Greenberg también utilizó la palabra «estéril» para ayudar a definir esa eficiencia.

La gente está conectada, pero «cuanto más tiempo ha durado la pandemia, se está produciendo esta desconexión».

La tecnología y la conectividad virtual deben complementar la interacción humana: «No se puede construir la cultura virtualmente. No se puede formar a la gente. No tienes la misma creatividad. No tienes la combustión que acompaña a las personas juntas», concluyó.