El riesgo cibernético acumulado en el mercado de seguros de propiedad de EE. UU. podría conducir a asombrosas pérdidas de alrededor de 12.500 millones de dólares. Así lo alertan un nuevo estudio realizado conjuntamente por CyberCube, AM Best y Aon en el que se advierte que se está acumulando suficiente riesgo cibernético en el mercado como para provocar una pérdida de 12.500 millones de dólares cada 100 años.

“La pérdida es tan significativa”, señala el estudio, “que es suficiente para provocar una transición a la baja del índice de adecuación de capital de A.M. Best (BCAR) para 18 empresas de propiedad de EE. UU”.

Para obtener los resultados del estudio CyberCube creó una cartera de muestra basada en la industria de propiedades de pequeñas empresas de EE. UU. y las sometió a escenarios de pérdidas cibernéticas modeladas mientras cuantificaba las pérdidas por daños no físicos. Después, A.M Best utilizó los resultados para evaluar su impacto en los balances de unas 579 aseguradoras de propiedades con sede en Estados Unidos. Por último, Aon ayudó a cuantificar los riesgos y exposiciones.

El análisis encontró que, de las 579 aseguradoras de propiedad analizadas, 12 cayeron un nivel en el BCAR, cuatro cayeron dos niveles, mientras que una bajó tres niveles y otro cuatro niveles. El informe concluyó que, aunque los niveles actuales de exposición cibernética son manejables, la exposición podría afectar las calificaciones de una buena parte del mercado.

Asimismo, el informe afirma que el gran crecimiento de las exposiciones cibernéticas que se espera durante los próximos años supondrá un desafío para la industria y su capacidad para adaptarse a los cambios.

Presión regulatoria y ciber silencioso

Además, el informe señala que una combinación de presión regulatoria y buenas prácticas de gestión de carteras está empujando a los operadores a excluir (o afirmar) la cobertura cibernética de las pólizas no independientes, pólizas en las que pueden existir exposiciones cibernéticas «silenciosas».

CyberCube, AM Best y Aon también han señalado que se está volviendo evidente que los operadores no suelen estar suscribiendo o fijando el precio del riesgo cibernético y, en consecuencia, a pesar de ofrecer explícitamente cobertura cibernética en las pólizas, los investigadores advirtieron que las exposiciones cibernéticas en el mercado inmobiliario de EE. UU. «pueden no contabilizarse» en las estrategias de gestión de riesgos empresariales de las aseguradoras.

Los expertos opinan…

«La cifra de pérdidas modelada de CyberCube de 12.500 millones sugiere que el mercado inmobiliario de EE. UU. está expuesto a 9.500 millones de pérdidas por desgaste y 3.000 millones de pérdidas catastróficas en el período de retorno», dijo Rebecca Bole, jefa de participación de la industria de CyberCube. «Es evidente que el mercado inmobiliario ya está pagando pérdidas por desgaste por la cobertura cibernética no afirmativa».

 

«Si bien las pérdidas de 12.500 millones son relativamente bajas cuando se ubican en el contexto de catástrofes naturales, considerando que estas exposiciones a menudo no tienen precio o no se tienen en cuenta en la gestión de riesgos empresariales, el impacto en los operadores puede ser significativo y, lo que es más importante, inesperado», agregó el director de AM Best. de la investigación de la industria Sridhar Manyem.

 

“Como muestra esta investigación, la cuantificación del potencial de agregación de las pérdidas relacionadas con el ciberespacio en las políticas de propiedad es muy real. Dado que las aseguradoras de propiedad suscriben elementos de cobertura cibernética en sus pólizas, las aseguradoras están expuestas a pérdidas significativas, que no necesariamente tienen un precio acorde”, comentó el jefe de análisis cibernético de Aon, Jon Laux.