Han nacido digitales. Los millennials (1981 a 1996) y la generación Z (nacidos después de 1997) es la primera generación que crece en un mundo totalmente digital. ¿Cómo afecta esto a su relación laboral y más tras la pandemia? ¿Están los líderes empresariales preparados para ayudarles a desarrollar su potencial?

Un nuevo informe de Citrix Systems ‘Born Digital Effect’ ha revelado que las personas nacidas después de 1981 ya no están interesadas en trabajar a tiempo completo en oficinas y son mucho más expertas en tecnología que cualquier otra generación anterior.

El estudio recoge las opiniones de 1.000 líderes empresariales y 2.000 trabajadores del 10 países (Francia, Alemania, Países Bajos, Reino Unido, México, Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos, China, India y Japón), principalmente en los sectores de los servicios financieros, la sanidad, la tecnología y la fabricación.

La encuesta incluye un modelo económico que muestra que las empresas esperan que los Millennials y los Gen-Zers «aporten 1,9 billones de dólares más en beneficios corporativos«. Estas dos poblaciones constituyen ahora la mayoría de la fuerza de trabajo mundial, pero están cada vez más desconectadas de los líderes corporativos, con diferentes enfoques sobre el equilibrio entre la vida laboral y personal, los negocios y más.

Entre otros datos, el informe revela que el 87% de los encuestados se centran principalmente en la estabilidad de la carrera, la seguridad y un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida. Las respuestas contrastan con las de los líderes empresariales, que en su mayoría consideran que sus empleados más jóvenes están más interesados en la tecnología del lugar de trabajo y en las oportunidades de formación.

Según la encuesta, el 90% de los encuestados no tiene interés en volver al trabajo de oficina a tiempo completo una vez que la pandemia de COVID-19 haya terminado. Más de la mitad prefiere un modelo de trabajo híbrido en el que puedan trabajar desde casa la mayor parte o todo el tiempo, mientras que el 18% quiere un modelo híbrido en el que trabajen más desde la oficina.

El efecto de los nativos digitales en la empresa

Para esta generación las plataformas digitales son esenciales para vida: «Las utilizan en el trabajo, para socialización, informarse, adquirir bienes, etc. todo habilitado por sistemas que apenas eran imaginables hace una década. Los más jóvenes de esta generación comenzaron sus carreras durante la pandemia, por lo que solo han conocido un mundo donde el trabajo a distancia es la norma», afirma Jose Luis Martinez, managing director en Citrix en México.

El estudio refleja que existe una desconexión entre los líderes empresariales de hoy y la compresión de lo que atrae y motiva a los profesionales de la Generación Z. Por ejemplo, detalla en un artículo el directivo, los profesionales de más edad en México sobrestiman el atractivo de la oficina: el 99% de los empleados de la Generación Z no quieren volver al trabajo de oficina a tiempo completo después de la pandemia y prefieren un modelo híbrido. Pero el 27% de los líderes de empresas cree que los trabajadores jóvenes querrán pasar la totalidad de su tiempo trabajando en la oficina.

Flexibilidad, lo más apreciado

«Otra cosa clara es que quieren flexibilidad», añade Martinez. ¿Cómo? Según el estudio aunque una semana de cinco días sigue siendo un patrón de trabajo establecido, los de esta generación creen que deberían tener la oportunidad de trabajar cuatro días a la semana si así lo desean. También esperan poder decidir cuándo comenzar y terminar su jornada laboral.

«La realidad es que la lucha por un entorno laboral más flexible no comenzó con ellos«, recuerda el experto. «Los empleados han abogado por el trabajo remoto durante mucho tiempo, pero antes de la pandemia, las políticas corporativas los frenaban. Los nativos digitales son, sin embargo, el punto de inflexión».

«Los líderes empresariales deben reconocer que un trabajo excelente puede ocurrir fuera y dentro de las oficinas. Deben apostar por espacios de trabajo digitales intuitivos, inteligentes y personalizados, que proporcionen a los trabajadores óptimas experiencias laborales sin importar donde se encuentren», concluye el experto.