Se cumple un año desde que el mundo comenzó a vivir la crisis sanitaria derivada de la Covid-19. En el primer mes de la crisis, se produjeron descensos históricamente grandes y rápidos en todos los sectores. Ahora los expertos creen que «la pandemia tendrá un impacto transformador en el sector, mayor que cualquier otro acontecimiento anterior de la historia».

Según revela Mckinsey en su estudio El impacto de la COVID-19 en los mercados de capitales: «Al principio de la pandemia todas las noticias eran malas, la incertidumbre era extraordinaria y el riesgo parecía ilimitado». Pero esto empezó a cambiar a partir de mediados de marzo, cuando los gobiernos empezaron a responder con paquetes de estímulo sin precedentes, y a principios de junio algunos sectores, como el farmacéutico y el biotecnológico, recuperaron totalmente sus pérdidas de mercado.

«Pero la recuperación dista mucho de ser uniforme, y muchos sectores -en particular el aeroespacial, el aéreo y el de los viajes, el bancario, el de los seguros y el del petróleo y el gas- siguen estando muy por debajo de sus máximos prepandémicos», afirma la consultora.

Los ganadores y … el resto

Según explica este informe la evolución de los mercados de valores revela el impacto de la aceleración de las tendencias, el aumento de las diferencias entre los ganadores y el resto, y un flujo de valor hacia los mega jugadores.

Una mirada a las tendencias que impulsan la economía hoy en día muestra un patrón de gran aceleración: «Pocas tendencias nuevas surgieron en el último año y aún menos invirtieron su dirección, pero muchas de las que estaban presentes antes de la pandemia han experimentado aumentos expectaculares».

Aquí destacan las compras online, la educación a distancia, la telemedicina e incluso las tensiones geopolíticas no son nuevas, pero -añaden: «La crisis de la Covid-19 ha intensificado estas fuerzas como un terremoto que libera energía reprimida».

Covid-19, será trascentental para el Seguro, pero no lo único

GlobalData ya adelanta que la COVID-19 será de lejos el tema más importante para el sector de los seguros este año, pero, añade: la sostenibilidad seguirá siendo un tema esencial a largo plazo.

Para Ben Carey-Evans, analista de seguros de GlobalData, la Covid-19 cambiará los mercados y transformará el comportamiento de los consumidores a medida que éstos y las empresas sigan teniendo más aversión al riesgo tras la pandemia. Además, a la hora de volver a viajar, cree que se mostrarán recelosos y serán más propensos a contratar nuevas pólizas de seguro.

«Las líneas como la interrupción del negocio y los viajes, que han visto altos niveles de interrupción, deberían ver aumentar las tasas de penetración, ya que la gente querrá asegurarse de que están totalmente cubiertos».

«La sostenibilidad también será un tema clave a lo largo de 2021 y las aseguradoras deberían seguir dando prioridad a este tema a pesar de lo difícil que probablemente sea. El impacto a largo plazo del cambio climático tendrá un impacto mucho más severo en la industria de seguros, ya que vemos incidentes climáticos más significativos y la gente busca cada vez más evitar los negocios insostenibles», añade.

«La pandemia tendrá un impacto transformador en el sector»

Por úlitmo, desde GlobalData se afirma que la ciberseguridad también sigue creciendo en importancia como resultado de un mundo cada vez más digitalizado.

GlobalData afirma que esta cuestión también ha cobrado mayor actualidad debido a la COVID-19, ya que los empleados de todo el mundo siguen trabajando desde casa, lo que ha fomentado los intentos de captación de fraudes.

«El impacto que COVID-19 ha tenido en estos temas marcará su evolución en los próximos años, lo que hace que sea claramente el tema destacado en 2021», añade Carey-Evans.

«Es un momento muy interesante para los seguros, la pandemia tendrá un impacto transformador en el sector mayor que cualquier otro acontecimiento de la historia anterior», asevera.

Por último, añade el experto: «Los cambios repentinos en el comportamiento de los consumidores y los empleados cambiarán por completo la forma en que hay que empaquetar, gestionar y vender muchos productos. Tampoco parece que los viejos hábitos vayan a volver inmediatamente una vez que termine la pandemia».