Cuando un influencer de las redes sociales con el que una compañía ha trabajado se convierte en noticia por las razones equivocadas, esa organización también podría entrar en el punto de mira.

¿Cómo equilibrar el enorme valor que los influencers pueden aportar al negocio con los indudables riesgos para la reputación de la marca? La encuesta sobre la gestión del riesgo reputacional global de Willis Towers Watson descubrió que, aunque las empresas suelen comprender los retos del riesgo reputacional, no todas tienen una estrategia para evaluar y mitigar las dañinas pérdidas financieras.

El primer paso para crear una estrategia eficaz es comprender los riesgos para poder reducirlos desde el principio. A continuación, hay que asegurarse de que se dispone de planes en caso de que la empresa sea tendencia por razones equivocadas.
Construir la reputación de la marca con las personas influyentes de las redes sociales

Tener una presencia en las redes sociales es probablemente un componente clave en la construcción de la reputación del negocio, lo que le permite conectar con los clientes de una manera que simplemente no es posible a través de los canales de marketing tradicionales.

Como una de las formas más innovadoras de llegar a los clientes, el marketing de influencers se ha convertido en un elemento esencial de la promoción de la marca, ya que ayuda a las marcas a aprovechar la propia red de seguidores de un influencer.

Beneficios de trabajar con un influencer:

#1 Construir credibilidad y confianza

La gente confía más en un influencer que en la marca por sí sola. La opinión de un influencer que se preocupa por ese sector tiene más peso.

#2 Llegar a un público objetivo

El influenciador adecuado puede abrir las puertas a una comunidad ya formada y receptiva a un producto o servicio.

#3 Ampliar su atractivo

Con la colaboración adecuada, las compañías pueden llegar a seguidores a los que la marca no habría podido llegar.

#4 Ahorro de tiempo y dinero

El marketing de influencers es comparativamente rentable si se elige un nuevo o «micro influencer» y proporciona una respuesta más rápida ya que el respaldo proviene de una fuente de confianza. Además, un buen influencer creará contenido relevante y atractivo para la marca.

Gestión del Riesgos y mitigarlos

Cuando alinea con la marca con un influenciador, se vincula a su estilo de vida, opiniones y antecedentes, para bien o para mal, por lo que vale la pena elegir bien. Cualquier cosa que el influencer publique, o haya publicado en el pasado, podría reflejarse en su marca.

«Si bien se necesita tiempo, esfuerzo y recursos para construir su reputación, ésta puede verse dañada por las acciones de un influenciador en tan sólo unos instantes», afirma el broker.

Algunos expertos en marcas consideran que el potencial daño a la reputación causado por trabajar con influencers que resultan ser una mala combinación es un riesgo demasiado grande. «Si el comportamiento o las creencias de un influenciador se vuelven perjudiciales, puede ser difícil y largo desvincular a su marca de la asociación», añade.

Por ello, desde el broker se recuerda: Entender los riesgos significa que puedes gestionarlos y mitigarlos, al igual que harías con cualquier actividad empresarial.