El porcentaje de intentos de fraude digital originados en Colombia dentro de mercado de  servicios financieros aumentó un 243% y a nivel mundial un 149%, según una nueva investigación de TransUnion.

El informe revela las medida que más consumidores realizan sus transacciones financieras en línea, los defraudadores están intensificando sus esfuerzos para cometer fraude digital en las industrias financieras.

La tasa de intentos de fraude digital total, teniendo en cuenta todas las industrias, aumentó un 24% a nivel mundial al comparar los primeros cuatro meses de 2021 con los últimos cuatro meses de 2020. En Colombia, el porcentaje de intentos de fraude en todas las industrias aumentó un 61% durante el mismo período de tiempo.

Más prevención del fraude

“La tasa de intentos de fraude está aumentando a nivel mundial y especialmente en la industria de servicios financieros porque los defraudadores entienden que allí es donde se realizan las transacciones de mayor valor”, explica Manuel Piñeros, gerente de soluciones de fraude e identidad de TransUnion Latinoamérica, en una noticia recogida por los medios.

“Estamos viendo que más organizaciones de servicios financieros han implementado soluciones de prevención de fraude con cierto éxito, aunque nuestros hallazgos dejan claro que no es el momento de relajarse. A medida que la economía comienza a abrirse y a tener un mejor desempeño, las empresas necesitan fortalecer sus estrategias contra el fraude para proporcionar una plataforma de transacciones segura que a la vez garantice experiencias amigables con una fricción adecuada para los consumidores».

Tipos de fraude y su impacto en las industrias

Según TransUnion la suplantación de identidad es el principal tipo de fraude digital en los servicios financieros, como aquella persona que utiliza una cuenta robada y suplanta a su víctima para cometer un fraude. El segundo y tercer tipo más reportado por los clientes de servicios financieros son el fraude de primera persona y la toma de cuenta.

“Se está produciendo una dinámica interesante, ya que otras industrias están presentando menos intentos de fraude de la que se ha observado en los servicios financieros. En algunos casos, estamos viendo una disminución de dichos intentos de fraude”, añade Piñeros.