En la era actual, la mejor manera de que muchas empresas avancen es adoptar la transformación digital. Los desarrollos en tecnología han alterado drásticamente la forma en que operan las pequeñas y medianas empresas (pymes) y, si bien estos cambios han dado como resultado distintos beneficios, también han expuesto a las empresas a riesgos sin precedentes.

Una encuesta reciente de Chubb descubrió que, si bien la mayoría de las pequeñas y medianas empresas (PYME) mostraban entusiasmo por hacer negocios digitalmente, la falta de comprensión y preparación para los riesgos potenciales ha presentado un gran desafío.

En colaboración con Accenture, la aseguradora ha encuestado a 1.350 profesionales y ejecutivos de pymes de nueve mercados en todo el mundo e identificó cuatro tendencias principales que estas empresas están siguiendo para lograr la transformación digital.

1. Comunicación digital primero

Alrededor de la mitad de los encuestados afim están mejorando los canales digitales para llegar a los clientes en el momento y lugar adecuados, con un 45% enfocándose en la entrega de productos sin interrupciones y un 46% priorizando productos y servicios diseñados para satisfacer las necesidades de múltiples generaciones.

2. Aprovechar el poder de los datos

Las empresas también están dando gran importancia a la adopción de la tecnología en la nube, y tres cuartas partes de los entrevistados dicen que invertir en inteligencia artificial (IA) es su principal prioridad en los próximos tres años.

3. Apoyar una fuerza laboral transformada

Para abordar el “cambio acelerado hacia un lugar de trabajo cada vez más digital”, los líderes de las PYME están implementando acuerdos laborales flexibles, priorizando la adquisición de talento y el desarrollo de habilidades, y ofreciendo beneficios innovadores.

4. Prosperar en el mercado global

las empresas están formando asociaciones con grandes actores comerciales para crear nuevos productos y servicios y utilizar plataformas de redes sociales para expandir su alcance y capacidad.

Oportunidades para la expansión

Para un 41% de los encuestados cree que hacerlo abre oportunidades para la expansión global.

“Los hallazgos son más relevantes que nunca en el entorno pandémico actual”, dijo Jonathan Poole, director de mercado intermedio de Chubb en el Reino Unido e Irlanda. “Las pequeñas y medianas empresas ya se estaban poniendo al día con sus contrapartes más grandes en lo que respecta a la transformación digital. COVID-19 solo aceleró esa transición».

«A medida que las capacidades digitales de las empresas crecen, también lo hacen sus exposiciones al riesgo», agregó. «Comprender la intersección entre recompensa y riesgo es fundamental para las empresas si quieren aprovechar las oportunidades que se avecinan».

¡Ojo! … con estos Riesgos

El informe de Chubb identificó varios riesgos a los que se enfrentan las pymes en su búsqueda de la transformación digital.

Estos riesgos incluyen los legales derivados de la recopilación de grandes conjuntos de datos. Responsabilidad por mal uso o mala interpretación de los datos del cliente para cualquier consulta. Riesgo de reputación y necesidad de servicios de respuesta a incidentes debido a una brecha de seguridad cibernética. Exposiciones de responsabilidad derivadas de la falla de un producto en el desempeño. Errores de la máquina que surgen de fallas tecnológicas que resultan en daños a la propiedad o lesiones corporales.

«Las aseguradoras, como Chubb, ayudarán a sus clientes PYME a navegar por un nuevo panorama de riesgo, ya que la pandemia ha puesto a las empresas bajo una inmensa presión, acelerando el paso al trabajo remoto y creando nuevas exposiciones cibernéticas», matiza Max Richter, líder del sector de seguros generales en Accenture Reino Unido. «Los datos y la tecnología desempeñarán un papel clave para impulsar la eficiencia, el servicio al cliente y la resiliencia digital en general», añade.