Chaucer, el grupo londinense de reaseguros especializados, y la startup de seguros paramétricos Yokahu, han lanzado un nuevo producto de microseguros que ofrecerá cobertura en caso de huracanes en el Caribe.

Este nuevo producto paramétrico está diseñado para abordar el problema del infraseguro en la región, donde la brecha de seguros se estima en 50.000 millones de dólares, dijo Chaucer en un comunicado. Hasta el 60% de las propiedades en el Caribe no están construidas con un estándar que se considera tradicionalmente asegurable. Esto se ve agravado por las elevadas primas que hacen que los seguros sean inasequibles para muchos de los que viven en la región.

La reaseguradora global especializada Chaucer se ha asociado con la empresa emergente de seguros paramétricos Yokahu para lanzar un nuevo producto de microseguro que proporcionará cobertura tras los huracanes en el Caribe.

En un comunicado, Chaucer dijo que el nuevo producto «abordará el problema del infraseguro en la región, donde la brecha de seguros se estima en 50.000 millones de dólares».

Cerrar la brecha

«Los productos de seguros paramétricos ofrecen pagos preestablecidos cuando se produce un evento desencadenante», explica el comunicado. Por ello, añade, en caso de huracán, Yokahu supervisa la velocidad del viento en las ubicaciones de los clientes y la presión atmosférica en el centro del huracán, lo que acelera la velocidad a la que se puede emitir el pago. Si estos alcanzan los límites preacordados, el pago se emitirá al titular de la póliza en un plazo máximo de 10 días tras el huracán, aunque a menudo en 24 horas.

«El Caribe es una de las regiones más infraaseguradas del mundo y el cambio climático no hace más que agravar el problema», afirma Ed Lines, suscriptor activo del Sindicato 1085 de Chaucer. «La realidad es que los productos de seguros tradicionales simplemente no son una opción para muchos en la región. Este producto ayudará a cerrar la brecha del seguro, dando a la gente una mayor tranquilidad».

Pago automático

Por su parte, Tim McCosh, director ejecutivo de Yokahu, se mostró «encantado de trabajar con Chaucer para ayudar a proteger a las comunidades insulares en riesgo y ayudar a abordar la brecha de protección». «El coste medio de los seguros contra huracanes es inaccesible para la mayoría de la gente, -añade el ejecutivo- ya que los productos tradicionales de seguros contra huracanes exigen que la gente pague las primas contra el valor de sus viviendas. Nuestro enfoque paramétrico significa que el pago de los siniestros se determina en función de la gravedad del suceso en cuestión y, por tanto, puede activarse automáticamente. Hemos dispuesto que estos fondos se transfieran al teléfono móvil del reclamante, para que tenga fácil acceso a los fondos cuando más importa».