Brasil puede tener su primera moneda digital originada en el país y emitida por el Banco Central (BC). En un comunicado el Banco hizo referencia a que la moneda debe seguir el dinamismo de la evolución tecnológica de la economía brasileña. El coordinador de los trabajos sobre esta moneda digital, Fabio Araujo, explicó que será diferente de las criptomonedas.

«Las criptodivisas, como el Bitcoin, no guardan las características de una moneda, sino de un activo», matizó. La moneda estará garantizada por el Banco Central y la entidad financiera sólo se quedará con el dinero del cliente que opte por la nueva modalidad.

Además, el experto añadió: «Las criptomonedas deben tratarse con precaución, ya que no están reguladas por el Banco Central».

Las directrices se centran principalmente en la posibilidad de modelos innovadores que utilicen las nuevas tecnologías, como los contratos inteligentes, el dinero programable, la provisión para su uso en los pagos al por menor y la realización de operaciones en línea y fuera de línea.

La seguridad jurídica de las operaciones debe garantizarse con la adhesión a todos los principios y normas de privacidad y seguridad determinados, en particular, por la Ley Complementaria nº 105 de 2001 (secreto bancario) y la Ley General de Protección de Datos Personales.