AXA ha hecho pública la octava edición de su Informe de Riesgos Futuros. Este estudio mide y clasifica la evolución de la percepción de los riesgos emergentes según la opinión de un panel de expertos en gestión de riesgos, así como de la opinión pública. Se encuestó a más de 23.000 personas.

Este año un vuelve al primer puesto de la lista un viejo conocido, los riesgos del cambio climático encabezan la clasificación mundial. La concienciación es mayor en Europa, donde los expertos y el público vuelven a situar este riesgo en el primer puesto de la lista. Sólo ocupa el tercer lugar en Asia y Oriente Medio y el cuarto en África, donde la pandemia sigue siendo la principal preocupación.

El riesgos cibernético sigue subiendo

El estudio revela una fuerte preocupación por el riesgo cibernético en un contexto todavía marcado por la aceleración de la transformación digital y la explosión del número de ciberataques. Por primera vez, este riesgo ocupa el primer lugar en Estados Unidos y el segundo en el resto de las geografías.

El riesgo de pandemia, que ocupaba el primer lugar el año pasado, ha bajado al tercer puesto en la clasificación de los expertos, pero sigue siendo la mayor preocupación del público en general, cuya vida cotidiana sigue marcada por la crisis sanitaria. La pandemia ha tenido un impacto duradero en el sentimiento de vulnerabilidad a los riesgos sanitarios. Más del 70% de los encuestados dicen estar preocupados por los riesgos de enfermedades infecciosas, enfermedades crónicas y el impacto de la exposición a largo plazo a sustancias tóxicas.

En general, la encuesta revela un bajo nivel de confianza en la capacidad de los gobiernos para hacer frente a estos riesgos por sí solos. Ante unos riesgos cada vez más complejos, más del 55% de los encuestados considera que un enfoque colectivo y global es el más adecuado para proponer soluciones eficaces.

Este informe se elabora en colaboración con el instituto de investigación IPSOS y la consultora de análisis geopolítico Eurasia Group.