Apple ha pisado a fondo para desarrollar su coche eléctrico. Está reorientando las capacidades que presta la conducción 100% autónoma con el objetivo de resolver el ‘desafío técnico’ al que se enfrenta la industria del automóvil.

Los ingenieros, bajo el nuevo liderazgo del ejecutivo de software del Apple Watch, Kevin Lynch, se están centrando en desarrollar un coche con un sistema de autoconducción completo en su primera versión, según recoge Bloomberg.

Todos los medios internacionales se preguntan si será Apple Car el gran competidor de Tesla en el mundo de los vehículos autónomos. Pero desde el sector asegurador también asalta una duda: ¿Estará contemplando la firma de la manzana incluir su propio seguro de Autos? ¿Veremos el año que viene el anuncio de Apple Car Insurance?

Todo apunta a que podría ser el paso más lógico si se observan las últimas noticias de la compañía tecnológica y si quiere seguir los pasos de Tesla. El fabricante ya respira por el éxito que ha tenido en California Tesla Insurance.

Pero Tesla no ha sido el único en vender seguros (aunque sí pionero). La última en entrar en este sector ha sido la empresa emergente de vehículos eléctricos Rivian con el lanzamiento de Rivian Insurance. Respaldada por Amazon y Ford Motor, la compañía crea su propio programa de seguros para clientes.

«Las aseguradoras deben buscar alianzas»

Estas asociaciones y nuevos competidores son una alerta más para el sector asegurador. Ya desde Moody’s la semana pasada ponían en aviso al seguro: “Las aseguradoras deben innovar para mantener los beneficios y el crecimiento a medida que la tecnología altera las necesidades de los consumidores en materia de seguros y cambia la forma en que compran la protección”, afirma en su último informe.

También urgía a buscar alianzas de distribución con grupos de Big Tech o con actores dominantes en sectores adyacentes, «como la fabricación de automóviles».

La empresa tiene previsto empezar a utilizar el nuevo diseño del procesador y los sensores de autoconducción actualizados en los coches retroadaptados que lleva años probando en California. Ya tiene una flota de 69 SUVs de Lexus para experimentar con su tecnología.

Como parte de los esfuerzos para acelerar el proyecto, también está contratando más ingenieros de hardware de conducción autónoma y de automóviles. Una muestra de ello es CJ Moore, antiguo director de software de conducción autónoma de Tesla, ya forma parte de Apple.